Economía, finanzas, tecnología y turismo

Visualizan a La Altagracia como el pilar de la economía nacional en el 2030

0

El economista y empresario Andrés van der Horst Álvarez aseguró que la provincia La Altagracia se podría convertir para el 2030 en la principal fuente de ingresos y divisas del país, fruto del crecimiento que experimenta el sector turístico en la zona de Punta Cana-Bávaro.

Asimismo, manifestó que la citada provincia no ha explotado ni siquiera la mitad del potencial que posee, por falta de una planificación estratégica que abarque por lo menos diez años.

Resaltó que del 2010 al 2016 el turismo creció de un 9 a un 33 por ciento, y que en los dos últimos años las grandes responsabilidades de la inversión extranjera han estado ligadas al turismo y a la inmobiliaria.

“Los inversionistas ven seguridad de crecimiento en el futuro; sin embargo, existe una cruel realidad desde el punto de vista social, ya que de acuerdo a las estadísticas, en salud, educación y desarrollo social esta provincia ocupa los últimos lugares, su desempeño no se corresponde con lo que aporta económicamente al país”, precisó.

El joven economista y empresario hizo estas observaciones al dictar la conferencia magistral “Infraestructura Económica y Social del Siglo XXI: Una visión al desarrollo integral para La Altagracia”, organizada por el Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (Codia), filial La Altagracia.

Fue específico en indicar que para lograr un desarrollo pleno y que siga beneficiando a la economía nacional, La Altagracia tiene que planificarse en base a 50 años: “aquí debería haber la mejor fábrica de queso, de cacao, de dulces, los cuales puedan comercializarse en los hoteles. Los turistas cada día más buscan experiencias de conocer y probar productos cultivados en las mismas regiones que visitan”, indicó.

A seguidas, sostuvo: “no entiendo como Higüey no le saca provecho al turismo deportivo; nosotros recibimos diariamente miles de deportistas y lo único que se le puede ofrecer son los campos de golf, pero aquí debería haber ya una planificación para hacer el centro cultural y deportivo más grande de cualquier otra zona del país”.

Van der Horst Álvarez precisó que los turistas buscan orden, seguridad y limpieza, y que por eso es que muchos de ellos no salen de los complejos hoteleros, pues son indicadores que hasta el momento son pocos garantizados en La Altagracia.

Para el economista y empresario, la planificación tiene que ir de la mano de una inversión privada, pero también con una inversión pública en la planificación social y urbana.  Indica, que para lograrlo tiene que darse una integración de todos los sectores.

También, expresó que con el crecimiento del turismo, surgirían nuevas industrias en la provincia, en el ámbito agropecuario, tecnológico y de emprendimiento, pero que el reto está, primero, en resolver los problemas sociales para que se mantenga en el tiempo. “No hay desarrollo sostenible, si no hay desarrollo social”, puntualizó.

Comentarios