¿Una ‘bomba nuclear’ en Oriente Medio?

0

El 25 de septiembre se celebrará en la región del Kurdistán iraquí un referéndum de autodeterminación que decidirá el futuro del pueblo kurdo, dividido entre Turquía, Irak, Siria e Irán. El periodista y activista político Avigdor Eskin opina en su artículo para Sputnik que la cita con las urnas traerá más tensión y desequilibrio a la región.

Si la mayoría de kurdos de Irak votan a favor de la independencia, ¿qué pasará con Oriente Medio?, se pregunta Eskin, que señala a su vez que el referéndum no cuenta con el apoyo ni de Bagdad, ni de Teherán, ni de Ankara.

“Sería el fin del Estado de Irak ‘de iure’ y ‘de facto’. Si los kurdos votan a favor de la creación de un Estado independiente, ¿qué impide que Siria se desmorone, ya ‘de facto’ dividida en varias zonas de influencia?, reflexiona Eskin.El periodista añade que el Líbano, ya de por sí demacrado, puede ser el siguiente y que Irán y Turquía deberían andarse con cuidado.

“Turquía e Irán también están amenazados. Sus kurdos también pueden exigir la independencia y detrás de ellos les pueden seguir otras naciones”, alerta.

Eskin considera que un referéndum a favor de la independencia puede sentar las bases del fin de la doctrina internacional según la cual las fronteras de Oriente Medio son inamovibles, a excepción del caso de Palestina.

Lea más: La ONU vigilará el referéndum del Kurdistán solo si lo solicita Irak

El escenario más optimista arguye que un referéndum donde ganase el ‘sí’ a la independencia no sería perjudicial para Irak, ya que, tal y como reconoce el periodista “según como están hoy las cosas en Irak, dicho resultado sería una confirmación de cómo están las cosas ya en el país”.

“Pero los pesimistas se preguntan qué pasaría si los kurdos sirios también reclaman la independencia. Es fácil acabar preguntándose cómo un futuro referéndum influirá en el conflicto kurdo en Turquía. Allí la guerra sigue y ya han muerto decenas de miles de personas durante las últimas décadas”, reflexiona.

Durante los últimos meses los kurdos se han ido enfrentando sin cuartel a las unidades militares iraníes y son sometidos a bombardeos regulares, algo que no causa ningún descontento por parte de Irak y otorga al pueblo kurdo los argumentos que necesita para lograr sus fines políticos. “Como Bagdad no impide los bombardeos sobre los kurdos”, reflexiona Estin, “se comporta como si fuese un Estado distinto al Kurdistán iraquí, ya que de lo contrario defendería a sus propios ciudadanos”.Lea más: Referéndum en Kurdistán iraquí perjudicará la lucha contra Daesh según EEUU

Así que mientras Irak tilda el referéndum de ilegal y Turquía protesta enérgicamente, Irán aumenta la ofensiva militar sobre el pueblo kurdo. Y a la vez los kurdos son más fuertes que nunca y están cosechando victorias contra Daesh —grupo terrorista proscrito en Rusia y en otros países-, por lo que Eskin advierte: “prepárense para un referéndum sobre el futuro del Kurdistán comparable a una explosión nuclear. Cuarenta millones de kurdos han decidido hablar por sí mismos y no parece que vayan ceder”.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios