Economía, finanzas, tecnología y turismo

TRUMP PROHIBE USAR CELULARES CERCA DE LA CASA BLANCA

ES A PARTIR DE LA PRÓXIMA SEMANA Y "POR MOTIVO DE SEGURIDAD"

0

WASHINGTON.- A partir de la próxima semana y por razones de seguridad, los funcionarios de la Casa Blanca ya no podrán usar sus celulares personales en el Ala Oeste, una medida que parece estar dirigida a contener las filtraciones a la prensa de información comprometedora sobre el Gobierno.

Sarah Huckabee Sanders, la vocera del gobierno de Trump, dijo en un comunicado que “a partir de la próxima semana, el uso de todos los dispositivos tecnológicos personales tanto para los invitados como para el personal ya no estarán permitidos en el Ala Oeste”, donde se encuentra la oficina del mandatario y las de sus principales asesores.

“El personal podrá trabajar en sus dispositivos entregados por el Gobierno, para seguir trabajando duro por el pueblo estadounidense”, indicó Sanders, que justificó el cambio para garantizar “la seguridad e integridad de los sistemas tecnológicos de la Casa Blanca”.

Al personal del Ala Oeste ya se le había advertido poco después de comenzar el mandato de Trump el año pasado que se les prohibiría el uso de sus  dispositivos, pero la regla no se había aplicado hasta ahora.
En el día de ayer, Donald Trump montó en cólera por la aparición de extractos de un libro sobre su presidencia, llamado “Fire and Fury”, que perfila sus primeros meses en el poder como un caos constante.

Hablando sobre ese libro la vocera dijo que estaba lleno de “falsas afirmaciones” y de fuentes “que no tienen acceso ni influencia sobre la Casa Blanca”.

Trump también rompió públicamente su relación con Steve Bannon, quien fue su estratega jefe y una de las figuras más poderosas en la Casa Blanca desde enero de 2017 hasta agosto pasado.

En el libro, Bannon califica de “traidora”  una reunión mantenida en 2016 entre el hijo mayor de Trump, y un grupo de rusos en busca de documentos que perjudicaran a la rival demócrata en las elecciones de ese año, Hillary Clinton.

En un duro comunicado después de que salieran a la luz esas declaraciones, Trump declaró: “Steve Bannon no tiene nada que ver conmigo ni con mi presidencia. Cuando fue despedido, no solo perdió su trabajo, perdió la cabeza”.

Los abogados de Trump enviaron a Bannon un documento legal para que cese en sus declaraciones sobre el gobernante y cumpla el compromiso de confidencialidad que firmó con la Casa Blanca, y están intentando evitar que el libro, cuya publicación está prevista para el 9 de enero, salga a la venta.

En febrero de 2017 Donald Trump pidió al Departamento de Justicia que examinara la proliferación de “filtraciones criminales” con fuentes anónimas.

LR

Comentarios