Tribunal condena a Blas Peralta a 30 años por asesinato de Mateo Aquino Febrillet

0

El Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional condenó anoche al transportista Blas Peralta a 30 años de prisión, que deberá cumplir en la cárcel de La Romana, luego de declararlo culpable del asesinato de Mateo Aquino Febrillet, exrector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).
Mientras que los coimputados Geraldo Félix Bautista y Franklin Venegas, fueron condenados a ocho años de prisión y el excoronel Rafael Herrrera Peña fue sentenciado a cinco años, con una suspensión condicional de los últimos tres. Estos deberán cumplir el dictamen de las juezas en la cárcel de Najayo.
Blas Peralta deberá pagar además RD$ 7 millones a favor de cada hijo de Aquino Febrillet: David, Jonathan y Jessica Aquino. También RD$10 millones a Rita Solís, viuda de la víctima.
El tribunal colegiado declaró a Peralta culpable de tentativa de asesinato contra las demás víctimas que viajaban en el vehículo de Aquino Febrillet.
Blas apelará. Al salir del tribunal, Peralta calificó la sentencia como parcializada y arbitraria y aseguró la apelará.
“Esas juezas estaban parcializadas con el Ministerio Público y eso que no fue más que una muestra de que la fiscal del Distrito es la que maneja los tribunales que aquí”, expresó peralta mientras era conducido a la celda del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva con un fuerte contingente de seguridad.
De su lado, la fiscal Yeny Berenice Reinoso dijo que esa sentencia fue el resultado de lo que desde el principio prometió a la sociedad: que tendrían una condena ejemplar contra Blas Peralta.
Indicó que el MP demostró que los hechos cometidos por Peralta fueron asesinato y tentativa de asesinato, lo que fue reconocido por el tribunal.
“Créanme que este ha sido un proceso muy difícil, sumamente difícil, uno de los más terribles en los que me ha tocado estar, a pesar de por más de una década haber lidiado con decenas de crímenes”, explicó la fiscal Reynoso, quien luego agregó que no fue fácil lidiar con testigos amenazados y víctimas desistiendo del proceso.
Manifestó que el Ministerio Público no se detendrá hasta que esa sentencia adquiera la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada y advirtió que estará muy vigilante ante la amenaza de testigos.
¡Mucho cuidado! “Estamos muy vigilantes. ¡Mucho cuidado, mucho cuidado porque estamos vigilantes! Y saben a quién le estoy hablando. Mucho cuidado con amenazar e intimidar o con tratar de atentar contra testigos o contra imputados que declararon en el proceso”, refirió Reynoso.
La viuda. Rita Solís, viuda de Aquino Febrillet, dijo sentirse satisfecha por la condena y que aunque eso no le quitará la pena y el dolor que siente por la pérdida de su esposo y que llevará de por vida, siente tranquilidad porque se hizo justicia.
“Blas Peralta jamás se imaginará el daño que me hizo a mí y a mi familia”, dijo entristecida la señora, quien agregó que estará vigilante hasta que la condena se cumpla.
Parecer de la UASD. El rector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, Iván Grullón Fernández, dijo que la comunidad universitaria está complacida con esta sentencia, ya que Aquino Febrillet era un hijo de la universidad que siempre puso en alto esa academia.
Agradecemos a la fiscal Yeny Berenice Reynoso, a las juezas por esta valiente decisión de sentenciarlo a 30 años, que era la pena que le correspondía”, dijo Grullón Fenández.
procurador dice cumplió. Luego de conocer la sentencia, el procurador general, Jean Rodríguez, emitió una comunicación en la que definió como adecuada y ejemplar la condena a 30 años de prisión impuesta contra el exdirigente del transporte por el asesinato de Aquino Febrillet, ocurrido el 11 de marzo del pasado año.
Dijo que desde que asumió esas funciones garantizó tanto a Rita Solís, viuda de Aquino Febrillet, como a los dirigentes de la UASD, que haría todo para lograr que Peralta recibiera la máxima sanción penal contemplada en las leyes dominicanas, por la comisión de tan atroz crimen.
No por odio del MP. Previo a la decisión del tribunal, Blas Peralta, en su última intervención antes de ser condenado, pidió ser sancionado por el hecho que cometió y no por el odio y el resentimiento del MP tenía en su contra.
Estaba consciente de que iba a ser condenado, pero apeló a que las juezas fueran iluminadas por Dios y le otorgaran una pena justa.
“Yo no puedo negar que fui yo quien hizo los disparos”. Pero recordó que si él no hubiese sido agredido por Eduard Montás, nada de eso hubiera sucedido. “No son todos los hombres que aguantan una galleta”, dijo Peralta a las juezas, y volvió a recordar que él no quiso matar a Aquino Febrillet, porque nunca habían tenido problemas.
Dijo lamentar que Aquino Febrillet esté muerto. “Lo que sucede es que ni yo nací para ser diputado ni él para ser senador”.{

También podría gustarte Más del autor

Comentarios