RECHAZO DE MERKEL A RESCATAR ACCIONES DEUTSCHE BANK, DESPLOMA ACCIONES EN FRANCFORT

0

Deutsche Bank ha vuelto a convertirse hoy en la manzana podrida de los mercados. Las acciones del mayor banco alemán se han desplomado en la Bolsa de Fráncfort un 6% y marcado mínimos históricos, un seísmo para la entidad que ha tenido sus réplicas en otras plazas europeas, donde los títulos bancarios han respondido al contagio con pérdidas.

La réplica de Deutsche Bank se ha dejado sentir en entidades alemanas, irlandesas, italianas y españolas, que han visto caer sus cotizaciones en más del 2%

El origen de ese efecto dominó está en unas declaraciones este fin de semana de la canciller Angela Merkel en las que descartaba que su Gobierno vaya a inyectar dinero público al banco insignia nacional en el supuesto de que éste deba a hacer frente a la multa de 14.000 millones de dólares que proyecta imponerle las autoridades norteamericanas para resolver una demanda relacionada con las hipotecas basura.

La negativa de Merkel a socorrer el primer banco de Alemania en caso de emergencia hizo que las acciones de Deutsche Bank ya fueran vestidas de negro al mercado. Poco después del inicio de la sesión, sus títulos se depreciaban a un 6,19% hasta alcanzar el nivel de los 10,65 euros, su mínimo histórico.

Las acciones de Deutsche Bank cotizaban a 28 euros en noviembre del año pasado y a día de hoy apenas superan 10 euros, un 62% menos y un 90% desde finales de 2007. El gran banco alemán, que previo a la crisis de 2008 tenía un valor en bolsa de casi 47.000 millones, se ha convertido así una ganga, aunque una ganga envenenada que está dando muchos quebraderos de cabeza.

“Deutsche Bank es demasiado importante para la economía alemana”, disiente Andreas Uterman, responsable de inversiones de Allianz Global Investor, la gestora de activos de Allianz, el auténtico gigante financiero alemán tras el desplome de Deutsche Bank.

“No me creo de ninguna manera todo lo que sale de Alemania en el sentido de que Alemania no querría involucrarse si Deutsche Bank estuviera en problemas”, ha explicado Utermann en una entrevista a Bloomberg. En su opinión, el Gobierno se verá obligado al rescate si la crónica de Deutsche Bank concluye como la de una profecía autocumplida por el hecho de que las acciones caen hasta un punto excesivamente bajo.

La multa de 14.000 millones de dólares que el Departamento de Justicia de EEUU pretende imponer al banco para zanjar una investigación relacionada con la emisión y suscripción de valores respaldados con hipotecas basura entre 2005 y 2007, no hace sino incrementar el dolor. El importe de la multa equivale a casi el 70% de su actual capitalización en el mercado, que ronda los 15.000 millones de euros.

Deutsche Bank, entre tanto, insiste en que llegará a un acuerdo razonable con la Justicia estadounidense, y que no hay razones para alarmarse, pues está preparado. Desde el pasado mes de junio ha aprovisionado 7.200 millones de euros para hacer frente a los litigios que tiene abiertos y no solo en Estados Unidos. Desde el ejercicio fiscal 2014 hasta el pasado 30 de junio, ha gastado en ese concepto eso 7.000 millones de euros.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios