PRINCIPAL ACUSADO SOBORNO ODEBRECHT, NIEGA HABER DICHO REPARTIO DINERO PARA LOGRAR OBRAS RD

SAUL PIMENTEL-

DISTRITO NACIONAL, RD.-El empresario Angel Rondón, representante comercial de la empresa Odebrecht en la República Dominicana, negó categóricamente este jueves que haya señalado a autoridades judiciales que repartió sobornos, como publicó el periódico Listín Diario en su edición de esta fecha.

Hizo el desmentido en  llamada telefónica al programa “El Sol de la Mañana”, desde la cárcel del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, donde está detenido junto a otros nueve implicados en el caso Odebrecht.

Aclaró también que nunca ha utilizado a sus hijos para que reciban o entreguen dinero a nombre de sus empresas, aunque éstos sí tienen potestad para firmar cheques y otros documentos.

Señaló que en reiteradas ocasiones él ha dicho que por concepto de los “trabajos de representación¨que él ha realizado a lo largo de 15 años,  mediante contrato, ha recibido de Odebrecht una suma superior a los 92 millones de dólares que han sido mencionados.  No especificó a cuánto asciende la suma exacta.

Repitió que, ciertamente, firmó un contrato con Odebrecht para realizar en la República Dominicana una labor comercial a favor de esta firma, por lo cual recibiría honorarios de aproximadamente cinco millones de dólares anuales, de los cuales le deben aún diez millones.

Preguntado si ha contemplado adoptar alguna acción legal contra el periódico Listín Diario, por la publicación que ha hecho en su contra, respondió que no y que no se propone pelear con ningún medio de comunicación.

“Yo tengo una desventaja: que no soy un gran peleador, y acepto muchas veces que me den golpes bajos. Y he hecho silencio, pero hay cosas que en la vida, tu no puedes guardar silencio cuando se trata de la familia y del honor de uno”, enfatizó.

“No es verdad que yo, con cincuenta años de trabajo, que vine del campo a la ciudad, voy a permitir que funcionarios, no importa del gobierno que sea, lo tire a la borda, no es verdad.  Y lo he dicho; ahí yo perdería los estribos, porque si pierdo mi trabajo de 50 años, deshonro a mi familia, ¿qué me importa a mí la vida entonces?”, dijo.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.