OTEANDO – FRASE LAPIDARIA, EL VIOLINISTA Y LA CASA BLANCA

0

FRASE LAPIDARIA

  Por Carlos Marquez –

Lo que me dijo Persio Maldonado, director del Nuevo Diario, en el marco de un dialogo imprevisto que resultó  leccionador, resume en gran medida, uno de los males esenciales que han impedido el desarrollo definitivo de la sociedad dominicana.

En nuestras escuelas, ni en la mayoría de las universidades, no están enseñando a los jóvenes a vivir.

Nada más contundente que esa verdad. El gobierno de del presidente Danilo Medina, ha trabajado en la médula de nuestra problemática escolar. Vale decir, infraestructura, mejoría salarios a los docentes, desayuno, almuerzo, útiles y tanda extendida.

El actual joven Ministro de Educación está tratando de establecer la enseñanza técnica. Esto debió suceder hace dos siglos. A causa de ello, cada año se gradúan de bachilleres, miles y miles de jóvenes, que no saben hacer nada y, por ende, no están aptos para integrarse al aparato productivo.

De ahí, la frase de Persio, aquí seguimos sin enseñar la gente a vivir.

En tanto, pese a los esfuerzos que se despliegan con las visitas sorpresas, continuamos siendo una nación con escasa capacidad competitiva para exportar nuestros productos.

EL VIOLINISTA

El jueves de la pasada semana, Wuilly Arteaga, cuyas fotos y videos recorrieron el mundo tocando su Violín en el marco de las grandes protestas callejeras en Venezuela, denunció  que la policía lo había torturado y provocado quemaduras en su cuerpo.

Cicatrices como las mostradas por el joven artista revelan el oprobio en que ha venido degenerando un régimen que, en principio concitó que muchos nos identificáramos con sus ideas.

Cuando un gobierno permite que se lacere hasta el alma de una nación, porque eso, no otra cosa, es un violinista. El arte, la pintura, el teatro, la música, la poesía, son gloriosas manifestaciones que reflejan los sentimientos de las sociedades.

Nunca olvido, la brutal manera en que Víctor Jara fue torturado y asesinado. Regímenes como el que mató a Jara se atreven a torturar las melodías de un violín.

LA CASA BLANCA

La Casa Blanca, donde Mora el presidente Donald Trump, en EEUU, parece tener el techo de Zinc y, a causa del agobiante calor, las palomas no logran mantenerse tranquilas allí.

Son numerosos, los funcionarios  que han salido volando desde el interior y el techo de ese respetable hogar gubernamental.

En lo que va de mes, suman tres los cancelados. El último es el estratega Steve Bannon.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios