Economía, finanzas, tecnología y turismo

NUEVO CHIN- CONSPIRACION JUDICIAL CONTINENTAL CONSERVADORA

0

 

Autor Carlos Márquez-

En los regímenes democráticos, siempre se ha hecho difícil detectar a tiempo un proceso conspirativo.

Esos gobiernos suelen ceñir el accionar de sus cuerpos investigativos a los procedimientos que exige la democracia a la hora de hurgar en los macutos donde se esconden la premeditación, la alevosía y la asechanza arteras.

Contrario a ello, los gobiernos despóticos siempre se valieron y se fundamentan en el método del garrote y la tortura contra cualquier sospechoso de conspiración para ubicar y eliminar a todo disidente.

En nuestro continente casi no quedan regímenes despóticos por lo que el grueso de sus líderes se dividen en liberales y conservadores operando en las demarcaciones que establece el sistema democrático en el que se estila enmascarar,  cual Diablo Cojuelo, la perversidad de las conspiraciones, judicializando  la actuación política del liderazgo.

La última camada de los líderes liberales de centroizquierda, emergió con aciertos y desaciertos a partir de los gobiernos del fenecido Hugo Chávez Frías y del combatiente Inacio Lula Da Silva, quienes contribuyeron desde sus respectivas naciones al nacimiento de otros gobernantes de profundas convicciones de transformación social.

Lula con su amplia visión respecto a la urgencia de redimir de la desigualdad a millones de brasileiros colocó al pueblo carioca entre las naciones que en medio de la gran crisis 2008, sirvió de soporte para evitar el colapso definitivo de la economía mundial. Esos pecados originales de Lula entrañaban consecuencias y esas consecuencias, a partir del tejemaneje judicial conspirativo y conservador, además de él, se procura que los paguen los demás líderes antineoliberales del continente. Léase bien. Todos los lideres no neoliberales del continente americano.

 

Marzo 6-2017

Comentarios