Más alcance tecnológico para no videntes

0

En República Dominicana alrededor del cinco por ciento de las personas con discapacidad visual tiene acceso a internet, y de los 900 Centros Tecnológicos Comunitarios (CTC) solo unos 20 son poetas, es decir, que dan facilidades a personas con discapacidades.

Así lo asegura Francina Hungría, presidenta de la fundación que lleva su nombre, y que busca promover el uso del bastón blanco en las personas con discapacidad visual.

Hungría y un grupo de invidentes que visitó LISTÍN DIARIO expresaron que hace falta un mayor alcance tecnológico para la población de discapacitados de la vista que hay en el país, que ronda por los 268,900.

Raquel Rodríguez, quien colabora con la fundación, aboga por que el país ratifique el Tratado de  Marrakech, el cual permitirá el acceso a la información de las personas que tienen algún tipo de discapacidad visual y no pueden acceder a la lectura común.

“A través de él se podrá tener sin restricción cualquier documento que se cree en los países que forman parte de este tratado, que entró en vigor el 30 de septiembre para las naciones que lo ratificaron”, indica Rodríguez.

Para Rodríguez, que el país forme parte de este pacto es una vía para que todos los discapacitados visuales tengan acceso a bibliotecas virtuales sin limitaciones. Rayniely Jiménez, quien también colabora con la fundación, entiende que el tratado puede ser muy aprovechado, porque desde cualquier plataforma, como el celular, se pueden conocer textos interesantes.

Jiménez entiende que en el país hay pocas personas con discapacidad visual que tienen acceso a la tecnología porque faltan políticas que favorezcan a esta población.

“Creo que es un asunto de política en favor de las personas con discapacidad. Porque yo soy de Bánica, allí hay un CTC y en otras comunidades cercanas. Ahora, ¿por qué ahí no hay una computadora que tenga ‘JAWS for Windows’ (un lector de pantalla para no videntes) para que el discapacitado que vive allí si quiere leer el LISTÍN, buscar una información o entrar a su correo lo pueda hacer?”, se pregunta.

Herramientas que usan

Existen herramientas tecnológicas que las personas con discapacidad visual pueden utilizar para llevar una vida igual que quienes no presentan esta dificultad.

Hungría, por ejemplo, comenta que en su caso usa mucho la aplicación “Talking Books Library”, por medio de la cual puede escuchar publicaciones de diferentes tipos de revistas y libros.

“Es un acceso a las bibliotecas del Congreso de Estados Unidos. Pienso que el país puede pedir la autorización para que aquí se pueda tener acceso a esos libros. Cada día suben 100 títulos, aunque muchos son en inglés”, explica Hungría, quien en 2012  perdió la visión tras ser fue víctima de un disparo en la cara durante un asalto.

Mientras que Rodríguez detalla que su casa está completamente preparada para personas no videntes, ya que ella y su esposo tienen la misma condición.

Explica el termómetro y el peso le dan los resultados por voz, al igual que el teléfono, que notifica el número de quien llama.

“Mi esposo usa una línea braille, que puede conectar a su computadora o celular por Bluetooh”, dice.En el caso de Jiménez, las herramientas tecnológicas les permiten realizar múltiples tareas, sobre todo laborales. Una de las que más usa es VoiceOver, una aplicación que dice todo lo que hay en la pantalla del dispositivo y permite utilizar las opciones de una página web.

La esperanza de este grupo es que haya más inclusión para los invidentes del país, ya que, reconocen, ellos tienen acceso a muchas herramientas pero hay una gran cantidad de personas en su mismo estado que no tienen esta posibilidad.

Cortesia de Listin diario.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios