La economía dominicana creció 7.4% en el primer semestre; la más alta en AL

0

El Banco Central informó que la economía dominicana cerró el primer semestre de este año con un crecimiento de 7.4% de su Producto  Interno Bruto real  (PIB) y la inflación acumulada enero-julio fue de  0.36% y anualizada de 1.85%.

De mismo modo el superávit en cuenta corriente fue de US$129.9 millones en enero-junio 2016  y las Reservas Internacionales Netas ascendentes a US$5,333.6 millones al cierre de julio.

Según las cifras preliminares sobre el comportamiento de la economía durante enero junio de 2016 presentado por el Banco Central, ese  crecimiento fue  impulsado por una notable expansión interanual de 8.7% en abril-junio 2016, “cuyos resultados reflejan que la economía continúa creciendo por encima de su potencial y de lo contemplado en el Marco Macroeconómico para este año, posicionando al país como líder del desempeño económico de la región latinoamericana”.

Explica que ese comportamiento del período enero-junio, en términos de valor agregado real se explica por la expansión en actividades como Construcción (17.7%), que por 12 trimestres consecutivos ha sido la de mayor incidencia, así como por Minería (25.1%), Intermediación Financiera (11.0%), Salud (9.5%), Agropecuaria (8.0%), Otras Actividades de Servicios (7.2%), Enseñanza (7.0%), Comercio (6.2%), Manufactura Local (6.0%), Transporte (5.1%) y Hoteles, Bares y Restaurantes (4.9%). Estas actividades en conjunto explican aproximadamente el 84.3% del crecimiento de la economía dominicana en el referido período.

Generación de empleos

El informe indica que el notable dinamismo de la economía dominicana se refleja consecuentemente en el comportamiento del mercado laboral.

Los resultados de la Encuesta Nacional de Fuerza de Trabajo (ENFT) correspondientes a abril de 2016 muestran que se generaron 173,402 nuevos empleos en los doce meses transcurridos entre abril 2015 y abril 2016, para un promedio aproximado de 14,450 nuevos ocupados mensuales en el referido periodo.

En cuanto a la inflación, en el mes de julio, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) registró una variación mensual de 0.19%, con la cual la inflación acumulada de los primeros siete meses del año alcanzó 0.36%. Asimismo, la inflación interanual, medida desde julio de 2015 a julio de 2016, se ubicó en 1.85%.

“En sentido general, la baja inflación acumulada del año ha estado influenciada por la caída experimentada en el Grupo Alimentos y Bebidas No Alcohólicas (-2.63%), la cual ha compensado el aumento experimentado en otros grupos como Transporte (2.08%), Vivienda (2.36%), Salud (2.44%), Restaurantes y Hoteles (1.32%), entre otros”.

Durante el primer semestre de 2016, el Banco Central mantuvo sin cambios la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 5.00%, vigente desde mayo de 2015. Esta postura de política se sustentó en que las proyecciones y las expectativas del mercado, sugieren que la inflación se ubicaría en torno al límite inferior de la meta para fines del presente año.

En este contexto, la política monetaria contribuirá a que la inflación interanual converja gradualmente al centro de la meta de inflación de 4.0%±1.0% durante el año 2017.

Durante enero-junio 2016, los resultados preliminares de la Balanza de Pagos muestran un escenario favorable, exhibiendo un superávit en cuenta corriente de US$129.9 millones, sustentado principalmente por el dinamismo en los ingresos por turismo y remesas familiares; así como por la sostenida caída en los precios internacionales del petróleo y sus derivados. Se espera que el saldo de la cuenta corriente cierre por debajo de -1.9% del PIB al finalizar el presente año.

Las Reservas Internacionales Brutas cerraron el mes de julio de 2016 en US$5,334.6 millones, lo que equivale a 3.6 meses de importaciones de bienes y servicios, excluyendo las de zonas francas. A su vez, las Reservas Internacionales Netas alcanzaron US$5,333.6 millones al 29 de julio de 2016.

“Resulta oportuno aclarar que los resultados de las reservas al cierre de julio no incluyen los US$561.3 millones recibidos el 7 de julio de 2016 por concepto de la colocación de los Bonos Soberanos en los mercados internacionales, en vista de que dichos recursos fueron retirados por parte del Gobierno Dominicano durante el mismo mes de julio para honrar compromisos en dólares contemplados en el Presupuesto Nacional”.

Los ingresos de divisas en enero-junio del año 2016 alcanzaron US$11,752.2 millones, para un incremento de 3.2% con respecto al mismo periodo del año 2015 (US$358.9 millones).

De manera particular, los ingresos del turismo ascendieron a US$3,390.5 millones durante enero-junio 2016, para un crecimiento de 8.2% con respecto a igual periodo del año anterior, debido al incremento combinado del flujo de turistas y el aumento en el gasto promedio.

En lo que respecta a las remesas, durante el primer semestre de 2016 se recibieron flujos por US$2,590.5 millones, unos US$118.3 millones adicionales con relación a 2015, para un aumento de 4.8%, proviniendo el 70.9% de las mismas de los Estados Unidos de América y un 15.3% desde España.

La inversión extranjera directa alcanzó US$1,091.9 millones al cierre de junio de 2016, para un crecimiento de 8.0%, equivalente a un aumento de US$81.3 millones respecto a igual período de 2015, fundamentalmente en los sectores turismo, bienes raíces, comercio, zonas francas, financiero y minería, evidenciando la confianza de los inversionistas extranjeros en la economía dominicana, esperando que al cierre de año se ubique en torno a su promedio histórico de US$2,400 millones.

En cuanto a las exportaciones nacionales y de zonas francas, las mismas se redujeron en conjunto en 2.1% en enero-junio con respecto al mismo periodo del año anterior, lo cual fue más que compensado por el aumento combinado de los ingresos por turismo, remesas familiares e inversión extranjera directa.

Las importaciones no petroleras exhibieron un aumento de 4.9% en enero-junio 2016, cónsono con el dinamismo económico durante los primeros seis meses del año, mientras que la factura petrolera presentó una disminución de US$355.0 millones en igual periodo, dada la significativa caída del precio del petróleo y sus derivados, por lo que las importaciones totales experimentaron una reducción de 0.3% en dicho periodo.

Un aspecto importante a destacar es la estabilidad cambiaria mostrada en el presente año 2016, con un Tipo de Cambio Real alineado con los fundamentos macroeconómicos. Así, la depreciación nominal acumulada al cierre de julio 2016, fue de apenas 1.0% respecto al 31 de diciembre de 2015. En cuanto a la depreciación interanual del referido período, la misma fue de 1.9%.

Cortesia de: Listin diario.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios