FMI CRITICA AMERICA LATINA Y EL CARIBE NO APROVECHE INTEGRACION PARA AVANZAR EN SU DESARROLLO

0

WASHINGTON.-El comercio ha ayudado a impulsar el crecimiento económico en las economías avanzadas y en vías de desarrollo. Pero no todas las regiones han aprovechado la oportunidad. América Latina y el Caribe comercia menos, tanto con los países de la región como con otros países, y eso significa que está desaprovechando un ingrediente crucial para reactivar el crecimiento.

Un nuevo informe del FMI examina la integración comercial en América Latina y el Caribe, basándose en un amplio conjunto de estudios analíticos y una encuesta sobre políticas y estrategias de comercio entre funcionarios públicos de la región. Según la investigación, una mayor integración comercial puede ayudar a estimular el crecimiento en América Latina y el Caribe, sobre todo si se tienen en cuenta las deslucidas perspectivas de crecimiento económico a nivel regional y mundial. El informe además recomienda políticas para afianzar los lazos comerciales de América Latina y al mismo tiempo garantizar que los beneficios del comercio se repartan de forma más equitativa.

A la zaga de otras regiones

América Latina y el Caribe vivió una ola de liberalización del comercio desde comienzos de los años ochenta, y desde los años noventa amplió notablemente su red de acuerdos comerciales regionales. Los aranceles se redujeron de un promedio ponderado de aproximadamente 12 por ciento a finales de la década de 1990 a alrededor de 6 por ciento en años recientes.

Pero a pesar de estos avances, el comercio representa apenas alrededor del 44 por ciento del PIB regional, cifra muy inferior a las registradas en otras regiones de mercados emergentes. Además, tan solo un 15 por ciento de las exportaciones de América Latina y el Caribe tienen como destino otros países de la región, mientras que en las economías desarrolladas de Europa y Asia esa cifra total rebasa el 50 por ciento.

Hasta cierto punto, estos resultados son un reflejo del predominio de las exportaciones de materias primas en muchos de los países de la región, la presencia de importantes barreras geográficas, y la participación relativamente limitada de la región en las cadenas mundiales de valor, en las que el comercio está vinculado a operaciones de producción en múltiples países. Además, las grandes economías de América del Sur, en particular los países del Mercosur, son mucho menos abiertos al comercio que los países de América Central y el Caribe, tienen aranceles más altos —que abarcan incluso los bienes de capital y los productos intermedios—, y no están tan bien conectados con el resto de la región a través de acuerdos. Por eso, ninguno de los grandes países de América Latina ha logrado convertirse en un eje del comercio, como China y Sudáfrica en sus respectivas regiones.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios