EX-DIRECTOR CIA TESTIFICA ANTE SENADO EU QUE RUSIA INTERVINO EN FAVOR DE TRUMP EN COMICIOS

Brennan, quien fue director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense entre 2013 y enero de este año, explicó que él fue uno de los primeros funcionarios de Estados Unidos en advertir a Moscú sobre sus actividades, y les instó a cejar en su empeño de afectar los comicios.

WASHINGTON- El ex director de la CIA John Brennan aseguró hoy ante el Congreso de EU que “debe quedar claro” que Rusia interfirió “descaradamente” en las elecciones presidenciales de 2016, en las que resultó ganador el republicano Donald Trump en detrimento de su rival demócrata, Hillary Clinton.

Dijo que los rusos intervinieron de distintas maneras, tanto utilizando medios de comunicación masiva como intentando sobornar.

“Me encontré y soy consciente de la información y de la inteligencia que reveló contactos e interacciones entre los funcionarios rusos y los estadounidenses involucrados en la campaña de Trump que me preocupaban, debido a los esfuerzos rusos conocidos para sobornar a tales personas”, dijo Brennan a los legisladores en la Cámara Comité de Inteligencia.

Brennan, quien fue director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense entre 2013 y enero de este año, explicó que él fue uno de los primeros funcionarios de Estados Unidos en advertir a Moscú sobre sus actividades, y les instó a cejar en su empeño de afectar los comicios.

“Trataron de sobornar a individuos”, dijo Brennan, quien aseguró que, al abandonar su cargo, tenía serias dudas sobre si los rusos habían sido capaces o no de involucrar a miembros de la campaña de Trump en sus actividades.

Esto se revela justo cuando un nuevo informe dice que el Presidente Trump pidió a dos funcionarios de inteligencia negar la existencia de cualquier evidencia de connivencia entre su campaña y Rusia. Ambos funcionarios testifican ante los legisladores el martes.

James Comey, entonces director del FBI, anunció el 20 de marzo en el Congreso que estaba investigando los lazos entre la campaña de Trump y el Gobierno ruso y si existía alguna “coordinación” con Moscú para meterse en las elecciones presidenciales.

The Washington Post dijo ayer que el Presidente Trump habló por separado con el director de Inteligencia Nacional, que supervisa las 17 agencias de espionaje, y con el de la Agencia de Seguridad Nacional, para pedirles que negaran públicamente la existencia de cualquier coordinación de su equipo con Rusia.

Daniel Coats y Michael Rogers rechazaron la petición al considerarla inapropiada.

Brennan rechazó tener pruebas directas sobre la posible colusión del equipo del multimillonario con los funcionarios rusos, pero insistió en que había indicios suficientes “para seguir investigando” al respecto, información que compartió con el FBI y la Agencia de Seguridad Nacional para actuar de forma apropiada.

Las agencias de inteligencia estadounidenses han concluido que Rusia interfirió en las elecciones, pero está por dilucidar si dichas actividades las realizaron de manera coordinada con el equipo de campaña del magnate.

Trump despidió hace dos semanas al entonces director del FBI, James Comey, quien lideraba la investigación sobre el asunto, una medida que se ha interpretado como un intento del magnate de frenar las pesquisas.

COATS EVITA HABLAR

El director nacional de Inteligencia, Dan Coats, evitó hoy mismo confirmar si fue presionado por Trump para que dijera que no hubo coordinación entre su campaña y representantes rusos, aunque dejó abierta la posibilidad de hacerlo en el marco de la investigación.

Coats dijo que aportaría información sobre la supuesta presión de Trump para que negara la colusión con Rusia si se lo pide el recién nombrado fiscal especial Robert Mueller y en el marco de la investigación que lidera sobre la influencia de Moscú para afectar el resultado de las elecciones de noviembre pasado.

Coats eligió condenar las filtraciones que se están produciendo a la prensa sobre los manejos internos de la Administración de Trump y que siguen revelando el interés del presidente en que sus responsables de inteligencia y seguridad negaran la proximidad de su campaña con el Kremlin, algo que pudo estar detrás del despido del director del FBI, James Comey, por parte del mandatario hace semanas.

“Las filtraciones son muy serias y negativas para la seguridad nacional”, indicó Coats, quien lamentó que puedan afectar a la confianza de los aliados de Washington sobre la capacidad del Gobierno de no dejar en evidencia a fuentes de espionaje que arriesgan la vida.

Tras conocerse que Trump habló con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, sobre información sensible de inteligencia que EE.UU. posee sobre el EI, la prensa obtuvo confirmación de que el responsable de haber obtenido esa información de espionaje era Israel.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.