Estrategia dominicana para superar la desigualdad

0

El Estado dominicano se enfoca en la protección, el bienestar, la movilidad, el ejercicio de ciudadanía y el incremento de la cohesión social como elementos que se combinan para la superación de la pobreza.

Esto lo aseguró la vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño, al inaugurar el VIII Foro Ministerial para el Desarrollo en América Latina y el Caribe, celebrado entre ayer y hoy en el Teatro La Fiesta del Hotel Jaragua de Santo Domingo, con el tema Progresando para la Igualdad.

“Implica romper círculos de indigencia y pobreza intergeneracionales, mediante la creación de capital humano, capital social y desarrollo económico con equidad. Implica crear capacidades en las personas, brindar oportunidades y que puedan descubrir sus potencialidades, desarrollarlas y aportar al progreso de sus familias y su país. Para ello, los programas de transferencia monetarias condicionadas han sido respuestas innovadoras de nuestra región”, explicó en su discurso la vicepresidenta, en la actividad que recibe ministros de 33 países de América Latina y el Caribe. La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), Alicia Bárcena, sostuvo en una intervención que el desafío consiste en cambiar el enfoque con el que son visualizadas las políticas sociales, de ser  un gasto, a ser consideradas una inversión.

“El manual del Fondo Monetario Internacional (FMI) no nos permite clasificar las transferencias sociales como una inversión, sino como un gasto, entonces, nosotros tenemos que escribir aquí en América Latina nuestros propios manuales, sobre la base de nuestras necesidades de desarrollo”, opinó la alta funcionaria del organismo multilateral. A su entender, de los 163 millones de jóvenes latinoamericanos, el 25% ni estudian ni trabajan. “Pero llamarlos ni-ni sería injusto, porque estos chicos heredan una situación crónica de carencias en el hogar y en su entorno. Sobre todo, sería injusto para las mujeres, el principal segmento en este grupo”, declaró Bárcena.

El ingreso no es el único criterio determinante en la definición de la pobreza, contó Bárcena, quien señaló que el combate contra la desigualdad se libra en cuatro terrenos: género, etnia, ubicación geográfica y edad.

Asimismo, la vicepresidenta también planteó la discusión de cuatro de cuatro temas que considera importante, como el progreso multidimensional, las estrategias sostenibles para la salida de la pobreza, la definición de políticas sociales para el apoyo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la matriz de la desigualdad social en la región latinoamericana.

“En estos tiempos, donde la desigualdad ocupa una posición preeminente en la agenda mundial, el ejercicio del poder político tiene que estar centrado en crear condiciones de bienestar para nuestros ciudadanos. Si no fuera por esta prioridad, no se estaría ejerciendo ese poder político de manera ética, oportunidad y empática”, en palabras de Cedeño.

Un crecimiento  económico excluyente y sesgado hacia el capital; mercados laborales que propician la informalidad; una matriz productiva con una generación insuficiente de empleos; la ampliación de las brechas entre los trabajadores calificados y no calificados, además de la diferencia en el acceso a las plataformas digitales sustentan, según la vicepresidenta de la República, la desigualdad económica. “Los que tienen mucho tienen demasiado y los demás tienen muy poco”, agregó.

El Foro Ministerial es una reunión anual que se celebra por primera vez en República Dominicana, entre ayer y el día de hoy.

América Latina se ha transformado
La administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Helen Clark, dijo que los países de América Latina y el Caribe han presentado una transformación notable desde que comenzó el Siglo XXI.

“En toda la región, entre 2003 y 2013, más de 72 millones de personas han salido de la pobreza y casi 94 millones se integraron en la clase media.

También dieron lugar avances importantes en los ámbitos de género, empleo y sostenibilidad del medio ambiente”, expresó Clark en un discurso ante el VIII Foro Ministerial para el Desarrollo de América Latina y el Caribe, con el tema Progresando para la Igualdad, en el Teatro La Fiesta del Hotel Jaragua, de Santo Domingo.

“No obstante, el bajo crecimiento económico reciente constituye una amenaza para el progreso actual. Las continuas desigualdades, discriminación y exclusión, incluidas las de género y de pertenencia étnica, también exigen atención política por encima y por debajo del umbral de la pobreza”, agregó la administradora del PNUD.

Clark indicó que según estudios del PNUD, repensar el modelo latinoamericano hacia un concepto multidimensional es clave para evitar la recaída de millones de personas a la pobreza, mediante políticas públicas.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios