El Sur camina hacia una alianza regional

0

Líderes de las diez provincias del Sur dieron muestra este año de que la región no solo tiene necesidades, sino también metas claras encaminadas a lograr su desarrollo mediante una alianza  regional.

Convocados por Listín Diario a participar, por separados, en los  Desayunos Voces del Sur,  representantes de Barahona, Azua, Pedernales, Independencia, Bahoruco, Peravia, Ocoa, San Cristóbal, Elías Piña y San Juan de la Maguana identificaron los principales problemas de sus respectivos pueblos, pero a la vez sus potencialidades.

Hubo un consenso sobre la necesidad de crear un bloque regional para luchar, en conjunto, por la construcción de obras prioritarias,   mejoría de los servicios básicos y mayor atención para las áreas vitales como la salud, la educación y el medio ambiente.

Más  agua para regadío y consumo humano,  equipamiento y construcción de hospitales,  fuentes de empleo y  proyectos de reforestación, constituyeron algunas  de sus necesidades.

El liderazgo de la región le tomó  la palabra al presidente Danilo Medina, nativo de Arroyo Cano, San Juan de la Maguana,  de que ha llegado la hora del Sur.

Sin esconder la pobreza de las provincias de la región, especialmente las fronterizas, en los encuentros  todo no fue lamento.

Los munícipes destacaron el enorme patrimonio  cultural, histórico, natural, agrícola y minero de la región,  identificando de esa forma las  áreas que pueden ser explotadas con fines turísticos.    El obispo de la Diócesis de San Juan de la Maguana, monseñor José Dolores Grullón, quien encabezó la delegación de esa provincia, instó  a prestar atención a la reforestación, pues entiende que la protección del medio ambiente debe ser prioridad del Estado. Sin embargo, aboga  por los liderazgos locales y regionales. “Tenemos que despertar el liderazgo de las comunidades, para que no tengan que depender solo del Gobierno”, planteó el obispo.

Acogida
Después que los representantes de las provincias expusieron sus precariedades, el Gobierno fijó más su mirada hacia el Sur: concluyó e inauguró obras, anunció proyectos y visitó con más frecuencia  pueblos del Sur.

Listín Diario publicó un reportaje, el sábado 3 de diciembre, que recogió la cantidad de  visitas realizadas al Sur por el presidente Danilo y los proyectos ejecutados a partir de  su segundo mandato que inició el pasado 16 de agosto del 2016.

Hasta esa fecha, Medina había realizado alrededor de 15 visitas a esa región, en la mayoría centrando su atención en el problema de la deforestación y el cuidado a las fuentes acuíferas.

En otras, anunció obras, como carreteras y hospitales, e  inauguró proyectos. Luego  se trasladó a pueblos del Sur en otras dos ocasiones.

La  más reciente visita la hizo   el domingo 18 de diciembre. Se trasladó a la loma Apolinar Perdomo, en El Botado, de Neiba, donde anunció un proyecto de reforestación y desarrollo sostenible, para recuperar  zonas depredadas, con una inversión de alrededor de mil millones de pesos.

Anteriormente, el domingo 11 de diciembre el mandatario fue al distrito municipal de Guayabal, de  Independencia, acompañado del director del Listín Diario, Miguel Franjul.  Allí, el Presidente  presentó un proyecto de desarrollo sostenible que se propone frenar el conuquismo y la depredación, con la siembra de  árboles en 90,000 tareas.

En esa comunidad también  prometió un proyecto de reparación de las viviendas, así como la entrega de 500 cajas de colmenas de abejas para aprovechar la miel y otros productos.

Era la segunda vez que el mandatario se trasladaba a ese pueblo en menos de 15 días, pues ya lo había hecho el 27 de noviembre, cuando lo visitó para anunciar sus planes.

Justamente, al participar en el desayuno de Listín Diario, el líder comunitario Quilvio Mateo y el comerciante  Marcos López, habían  descrito el problema de  deforestación que impera en la sierra de Neiba, que Listín Diario mostró a través de fotografías.

En el encuentro con los líderes de Independencia, estos expresaron preocupación por el  corte indiscriminado de los árboles para quemar carbón, que dijeron está dejando peladas las montañas de la zona.

Igual preocupación externaron los munícipes de Bahoruco, entre ellos el periodista  Faustino Reyes,  que representó al sector cafetalero.

Salud
El precario servicio de salud también fue denunciado por los munícipes, principalmente de Pedernales, Independencia. San Juan de la Maguana, Bahoruco y Elías Piña,  por la falta de hospitales, la demora en la terminación de los existentes, la falta de funcionamiento de algunos centros que ya habían sido inaugurados,  y en algunos casos por la falta de equipos y médicos especialistas.

El miércoles 7 de diciembre, el Presidente entregó en Jimaní el hospital provincial General Melenciano,  que fue  remodelado, ampliado y equipado,  con 22 camas para internamiento.

Cuando participaron en el encuentro Voces de Sur, en el Listín Diario, municipes de Jimaní consideraron  que en materia de salud, era apremiante la terminación del hospital provincial que tenía dos años en reparación.

El 30 de noviembre, el Gobierno inauguró un moderno hospital en Pedernales,  construido con la colaboración de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID).

Obras pendientes
Aún quedan pendientes otras obras prioritarias en las 10 provincias del Sur. En Azua, terminación del proyecto de riego Azua II,  una marina en Tortuguero y  una ciudad universitaria.

En Barahona, la construcción de la presa de Monte Grande, un  puerto en Punta de Manzanillo y una planta de tratamiento de aguas residuales.

En San Juan, terminación de la carretera Norte-Sur, un parque agroindustrial y la construcción de contraembalses.

En San José de Ocoa,  conclusión de la carretera corredor ecológico Padre Luis Quinn, equipamiento del hospital,  puesta en funcionamiento de un centro de diagnóstico y construcción de acueductos.

En Elías Piña, construcción de un hospital, reservorio de agua, acueductos, carreteras y viviendas.  En Pedernales, la construcción de una carretera que comunique esa ciudad con Jimaní, una planta de tratamiento de agua, acueducto y un aeropuerto.

En Independencia necesitan una pequeña presa, la construcción de las carreteras Los Bolos, El Maniel y El Guayabal, y la reparación de las calles de Jimaní.

En Peravia, construcción de una planta de tratamiento de agua, restauración de las casas con valor histórico,  zonas francas y reparación de caminos vecinales.

En Bahoruco, la terminación del hospital, construcción de canales de riego, reparación de los caminos vecinales, puesta en funcionamiento del proyecto agrícola A57, y  asfaltado de las calles de la ciudad de Neiba.  En San Cristóbal, canalización de las aguas pluviales y cloacales, un sistema de alcantarillado sanitario y reparación de carreteras y caminos vecinales.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios