El Estado tira la toalla: hemos perdido más de 60.000 millones en el rescate bancario

0

Las ayudas a las entidades financieras españolas van a costar a todos los españoles un total de 60.613 millones de euros. Nada que ver con los comentarios realizados desde el Gobierno del PP de que el rescate proveniente de Europa a las entidades bancarias españolas no tendrían ningún impacto.

Del total de 76.400 millones de euros en ayudas en diferentes conceptos, los españoles han recuperado 4.139 millones de euros y sólo se espera recuperar, suerte, 12.198 millones de euros incluyendo lo ya recuperado. Esto ha sido la principal conclusión del informe sobre la crisis financiera y bancaria en España entre 2008 y 2014, realizado por el Banco de España.

Nos podemos preguntar: ¿Qué se ha aportado en ayudas y qué se ha recuperado de las entidades rescatadas? ¿Qué dice el Gobierno del PP del informe del Banco de España? ¿Cuáles son las conclusiones que ha sacado el Banco de España?

¿Qué se ha aportado en ayudas y qué se ha recuperado de las entidades rescatadas?

Las ayudadas que han entregado a la entidades financieras españolas han sido de 76.410 millones de euros, de las cuales 64.098 millones de euros corresponden a capital e híbridos, 10,390 millones de euros a los esquemas de protección de activos, es decir, del EPA, 1.922 millones de euros y 540 millones de euros correspondientes a ajustes como se puede ver en la gráfica “Ayudas del Estado a las entidades financieras españolas”:

Ayudas Del Estado

Del total que se ha devuelto, 3.466 millones de euros corresponden a las ayudas recibidas del FROB y 673 millones de euros corresponde al FGDEC como se puede ver en la gráfica “Reintegros del Estado recibidos de las entidades financieras españolas”:

Reintegros Del Estado

La diferencia entre las ayudas y los reembolsos equivalen a un 5,6 por ciento del PIB en España durante el 2015.

Luis de Guindos pone en duda el informe a la espera de los ingresos por la venta de Bankia y BMN

Estos conceptos no han incorporado las pérdidas que han sufrido los antiguos accionistas, ni los poseedores de preferentes y deuda subordinada ni los ejercicios de gestión de híbridos realizados como parte del acuerdo de la asistencia financiera realizados con el MEDE, y ni los intereses obtenidos ni los gastos incurridos.

Luis de Guindos, ministro de Economía, ha confirmado que el Gobierno del PP espera recuperar lo máximo que se pueda de las ayudas concedidas a las entidades financieras en España y que es necesario esperar a la privatización de las participaciones que tiene en el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) en Bankia y Banco Mare Nostrum (BMN) para saber cuánto será al final.

El coste del rescate de estas entidades bancarias se puede ver en la gráfica “Coste del rescate bancario de CatalunyaBank, Bankia, CAM y Nova Caixa Galicia”:

Coste Rescate Bancario

Luis de Guindos confía recuperar lo máximo posible y que Bankia ahora vale mucho dinero. Luis de Guindos ha evitado especular sobre una cifra en concreto sobre el valor de Bankia.

Los 60.600 millones de euros es una cifra que ya se había dado por parte del Tribunal de Cuentas y el FROB. Va a depender de SAREB y va a depender de los ingresos que se obtengan por la venta de Bankia y BMN. Por lo tanto el Gobierno del PP quiere esperar.

Luis de Guindos no ha querido dudar del informe del Banco de España, pero que cree que es una cifra que está pendiente de los ingresos que se obtengan por la privatización de Bankia y BMN.

Deuda pública no incluye los recursos aportados y no han existido palancas suficientes

Según los datos del Banco de España, el aumento de la deuda pública provocada por las intervenciones esta cuantificada, a finales del 2015, en 50.132 millones de euros.

La diferencia con el importe neto de las ayudas se debe a la deuda pública no incluye los recursos aportados por el Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito (FGDEC) anterior a 2012, ni las provisiones por ventas o reprivatizaciones.

A la deuda pública se ha visto reducida por los ingresos netos de las ayudas vía comisiones de garantías, intereses y dividendos, así como por ventas o reprivatizaciones.

Según el Banco de España cree que ha logrado su objetivo de evitar la quiebra de las gran parte de las entidades bancarias españolas. Tras la explosión de la burbuja inmobiliaria, el modelo económico de España era bastante vulnerable, principalmente las cajas de ahorros.

El Banco de España ha indicado que uno de los grandes males ha sido la falta de instrumentos supervisores aunque se intenta justificar ya que cree que con la utilización de palancas de política económica interna les podrían haber ayudado a contrarrestar los desequilibros.

De las 45 cajas de ahorros que existían en 2008 se pasaron a 10 grupos de los que 8 se convirtieron en bancos. Se redujeron las oficinas en un 32,2 por ciento hasta llegar a menos de 31.000 a finales de 2015, y se redujo la plantilla en un 27 por ciento, hasta llegar a casi los 198.000 empleados.

Reconoce que la ayuda que se dio a las entidades financieras fue insuficiente para restablecer la estabilidad del sector financiero y con el endurecimiento de los requisitos legales. España acabó pidiendo el rescate financiero que ofrecía Europa, el FROB tuvo que inyectar capital a 9 grupos bancarios y suscribió acciones de SAREB (banco malo).

Cortesia de: elblogsalmon.com

También podría gustarte Más del autor

Comentarios