Cruceros demandan 40,000 libras de alimento

0

El turismo de cruceros en República Dominicana ha creado una demanda de 40,000 libras de alimentos cada mes, lo que ofrece una gran oportunidad de crecimiento y expansión a los productores agropecuarios.

El dato lo ofreció el presidente de la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD), Osmar Benítez, al rubricar un acuerdo con los ejecutivos de la Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (Asonahores) para promover el consumo de productos agrícolas y agroindustriales dominicanos en los establecimientos asociados.

Al destacar la trascendecia de este convenio, Benítez indicó cada año el sector agropecuario vende un aproximado de US$600 millones a la industria turística.

“Esa es una mano que yo si queria agarrar”, expresó el presidente de la JAD al concluir la firma del acuerdo junto al presidente y el vicepresidente de Asonahores, Joel Santos y Andrés Marranzini.

“Nosotros en el sector agroempresarial queremos agarrar bien fuerte, de manera sólida, la mano de Asonahores”, dijo Benítez, argumentando que esta institución representa uno de los sectores más dinámico de la economía que en su avance arrastra al sector agropecuario.

Refirió que cada turista que llega al país tiene un gasto aproximado de US$129.00 en alimentos, tabaco y bebidas. Agregó que antes de que la JAD iniciara relaciones estrechas con Asonahores, el sector turístico importaba el 20% de los productos que necesitaba, sin embargo, en la actualidad importa menos del 10%.

Como una muestra de la importancia del turismo para el agro,  Benítez destacó que cuando los organismos oficiales indican que aumenta el número de turistas que llegan al país, eso representa un ingreso adicional para el sector agroindustrial. Expuso que los productos que más demandan los hoteles y restaurant son: viandas, frutas, vegetales, hortalizas, lácteos, carnes, arroz, habichuelas, entre otros.

Asimismo, señaló que esta oportunidad que tienen los productores con el crecimiento del turismo los empuja a ser más competitivos, y tener igual o mayor calidad que los productos extranjeros para mantener el prestigio del destino República Dominicana. “No podemos fallarle suministrándole productos que no sean de primerísima calidad y a precios competitivos, porque en la medida que ellos crecen, nosotros también”, enfatizó Benítez.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios