¿Cómo se detecta la publicidad engañosa?

0

Que llegue el Viernes Negro es el anhelo de aquellos que esperan todo el año para comprar con descuentos. La fiebre de las ventas masivas no debe hacer que el consumidor se ciegue y caiga en la famosa publicidad engañosa, porque ahí sale gato por liebre.

Enmanuel Amarante Camilo, encargado del Departamento de Análisis de Publicidad y Estadística del Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor) aclara que la publicidad engañosa es aquella que por su contenido y forma de presentación utiliza mensajes con afirmaciones que  son distintas a las características, ventajas, beneficios y desempeños reales del producto o servicio.

Este tipo de publicidad induce al error o confusión, afectando el comportamiento económico de los consumidores o perjudicando a un competidor.

Dependiendo de sus elementos, Amarante la clasifica en encubierta, ilícita, desleal, falsa, subliminal y comparativa.

Pérdida de cada lado
“La publicidad engañosa daña al consumidor porque afecta sus intereses económicos, viola sus derechos establecidos en la Ley 358-05, cambia su comportamiento y deteriora su capacidad para tomar decisiones”, expresa.

Y aunque el proveedor gane una venta,  el representante de Pro Consumidor considera que la utilización de una publicidad engañosa provoca descredito, falta de confiabilidad y lo hace convertirse en un proveedor que adopta malas prácticas comerciales y realiza una publicidad irresponsable de cara a los consumidores.

Las ocho formas más comunes en que la publicidad engaña al consumidor
1- Una tienda que ofrece una rebaja generalizada en sus artículos, cuando la misma aplica solo algunos de ellos.

2- Ofertan artículos a precios especiales  cuando en realidad no lo tienen en existencia y /o disponible en la tienda.

3- Realizan ofertas de artículos a un precio rebajado sin informar a los consumidores que los impuestos no están incluidos.

4- En muchos casos, promocionan el producto a un precio cuando en realidad cuesta el doble.

5- Realizan remates y liquidaciones de mercancías sin informar cuándo inicia  y finaliza la oferta o promoción.

6- No especifican en qué consisten esas restricciones.

7- No se exhibe la cantidad total a pagar o contiene leyendas o permisos ilegibles.

8- Realizan ofertas y descuentos a bienes usados y omiten señalar claramente dicha información.

¿Cómo detectar una publicidad engañosa?
ï Cuando la publicidad de los productos o servicios no se acredite a las características y especificaciones reales.

ï Cuando haya restricciones y no se señalen con precisión.

ï Cuando la publicidad de los bienes, productos o servicios que se difunda a través de medios electrónicos carezca de los datos de identificación del  proveedor, así mismo, se omita señalar si dichos bienes o servicios están disponibles.

ï Cuando se utilicen  en la publicidad de un bien textos, diálogos, sonidos, imágenes y otras descripciones que resulten contradictorios.

ï Uso de testimoniales de celebridades artistas públicos en general, sin que sus afirmaciones se encuentren sustentadas en situaciones o hechos reales y comprobables.

ï Atribuir efectos extraordinarios, propiedades curativas, sorprendentes o exaltar los resultados de los productos, cuando tales circunstancias no se encuentren debidamente sustentada en estudios científicos y técnicos en lo que se demuestren las propiedades del producto publicitario.

¿Cómo detectar realmente si es una oferta o no?
El Viernes Negro es una actividad comercial foránea que el empresariado dominicano ha utilizado con la finalidad de realizar ofertas, descuentos y promociones especiales para que el consumidor pueda beneficiarse de ellas. Siete pasos a tomar en cuenta para realmente aprovecharlo:

1 Realiza una lista de lo que deseas comprar.

2 Compare precios y verifique las opciones de compra.

3 Pregunte por la política de cambios y devoluciones.

4  Revise que la facturación coincide con el artículo que solicitó y por el cual está pagando.

5 Exija la garantía.

6 Revise el artículo o producto antes de salir del establecimiento.

7 Conserve los documentos que comprueban su legítima adquisición en caso de una reclamación futura.

((Amparo
La protección legal al consumidor

¿Existe un marco legal que ampare al consumidor dominicano?

En República Dominicana no existe un código de ética publicitaria ni una Ley general de Publicidad, sin embargo, en la relación proveedor-consumidor la Ley 358-05 de  Protección de los Derechos del Consumidor y/o Usuario, contempla este tema. En su artículo 88 expone lo siguiente:

Artículo 88.-Publicidad y promoción de ventas

La publicidad, cualesquiera que sean los medios empleados, deberá ser compatible con las disposiciones que reprimen la competencia desleal, el dolo y el engaño, y estará sujeta a las siguientes condiciones mínimas:

a) La publicidad y las actividades promocionales deberán ser veraces. En consecuencia, se prohíbe la utilización de imágenes, textos, diálogos, sonidos o descripciones que directa o indirectamente causen o puedan causar inexactitud o mensaje que pueda inducir al consumidor o usuario a engaño, error o confusión acerca  de las características, el precio y las condiciones de compra o venta del producto o servicio ofertado o publicitado.

b) Las campañas promocionales, liquidaciones u ofertas especiales deberán precisar el plazo en que inicia y termina la oferta, el volumen de los artículos que se ofrecen, así como las condiciones, precios y ventajas de la oferta especial.

c) La publicidad de productos médicos, alimenticios envasados, cosméticos, tabaco, bebidas alcohólicas y, en general, cuando se atribuya al producto o servicio propiedades terapéuticas, nutricionales o estimulantes, deberán contar con la previa  autorización de la entidad estatal competente en materia de salud.

d) La publicidad, en especial la dirigida a niños, no podrá contener informaciones, imágenes, sonidos, datos o referencias que los afecte física, mental o moralmente.

e) La publicidad no podrá incurrir a confusión o ser denigrante.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios