Economía, finanzas, tecnología y turismo

ASÍ VIVÍAMOS, A VER CÓMO MEJORAMOS ESTO

Por: Cesarina Mejia

0

 

 

Yo nací en en Santo Domingo, RD. Donde la familia era el comienzo de todo. No había dramas porque las situaciones se cortaban de raíz… Borrón y cuenta nueva.
Si te portabas mal te daban un chancletazo o agarraban la correa ( terrorífico aparato de tortura ) Los niños no discutían con sus padres, los padres eran la ley. Los primos eran tus hermanos y los compañeros del colegio tus primos, los profesores eran modelos y no se les faltaba el respeto.
Me enseñaron a saludar, a despedirme, a decir gracias y a pedir permiso y, uuuyyyy, a entender el lenguaje de los ojos.
Los domingos nos hacían vestir para ir a la iglesia sin excusas!
Salíamos a jugar con los vecinos de la cuadra (los vecinos de antes) todos juntos, era toda una aventura, hacíamos aguinaldos navideños, nos subíamos en matas y piedras y dábamos vueltas en la Manzana en bicicleta (si no teníamos, la tomabamos prestada), jugábamos a la comidita, balonazo, al topao, el escondido, la guerra loca, la placa, saltar la cuerda, al trompo, un dos tres Mariposita es, Ambos a dos, el pico de la botella, Yoyo, canica, vitilla, volibol, pelota, baloncesto, tenis de mesa, ajedrez, etc., en los parqueos y las calles.
Mis hermanos y yo limpiábamos nuestro propio cuarto a conciencia una vez al mes, aún teniendo personas que trabajaban en casa, debíamos sacar hasta el ultimo alfiler del cajón, descolgar toda la ropa, despolvar toda y luego volver a colocar ordenadamente lo que sacamos.
Comíamos lo que nuestras madres cocinaban y PUNTO! Comimos arroz con pollo, tostones, Maduro con queso, bistec de hígado, lentejas, pollo con papitas fritas, sancocho, no podían faltar los pancitos dulces del señor que pasaba en burro ni los quipes del quipero ambulante , los yaniqueques, El frio frio rojo con limón, el mango, el frikitaki y los helados en fundita!!!!
Podíamos caminar de arriba para abajo o nos montábamos en nuestras bicicletas o patines e íbamos a casa de un vecino amigo.
No teníamos miedo a nada y respetábamos a nuestros ancianos. Se nos enseñó el respeto por los demás y por la propiedad ajena.
Como niño, no se hablaba si un adulto estaba hablando. Si alguien tuvo una pelea, fue una pelea de puños. Los niños no tenían armas cuando crecimos, excepto revólveres de palo o de mito para jugar a los de vaqueros! En San Andres salíamos a darnos con medias llenas de harina o polvo el uno al otro con nuestros amigos y no había ningún problema. Cómo gozábamos!!! Y ni hablar de los paseos con los padres y los del colegio!
Cuando se hacía de noche sabíamos que era hora de entrar, con un chiflido o grito de nuestras mamás, Nos encantó ir al colegio porque teníamos amor, cariño y respeto por los profesores y teníamos la dicha de ver a nuestros compañeros que hoy son nuestros grandes amigos!! ….y nadie le faltaba el respeto a un profesor!
Miramos a nuestro alrededor, de la boca de nuestros ancianos escuchábamos historias y consejos porque sabíamos que si le faltábamos el respeto a algún adulto nos darían una nalgada, un correazo, un cocotazo o la chancleta voladora de mamá.
Ni se diga de bañarse en un aguacero, en los chorros !! eso era diversión pura. Y había que salir a bañarse en el primer aguacero de Mayo, eso era mandatorio.
Nos metíamos a la casa de nuestros vecinos y la mamá nos daba comida a todos, nadie cogía nada sin permiso y no se hacía tanto desorden porque siempre nos ponían a recoger  Conocíamos a todos los de la cuadra y todos nos echaban ojo.
Y ni que decir de cuando de lejos se veía donde llegaba mi papá, yo era la primero q salía gritando: “papi, papi!!
Cuando llamaban a dormir a alguno de los del grupo del barrio, todos se iban a sus casas.
Yo si quiero que mis nietos, hijos de mis amigos, todos pudieran tener la fortuna de vivir así de sanos y felices!
Cómo quisiera que pudiéramos volver a esos tiempos porque estamos perdiendo a nuestros niños en una sociedad sin respeto a la autoridad, la compasión y sensibilidad por los demás.
Si estás de acuerdo comparte cambiando donde creciste. Si te sientes orgulloso de que vienes de una familia unida y cerca de la comunidad, comparte y nunca olvides de donde viniste!
Vamos a ver si MEJORAMOS ESTO!!!

-Cesarina Mejia-

www.teclalibre.org      @teclalibreOrg      teclalibre@yahoo.com

 

Comentarios